lunes, 21 de abril de 2008

Cuando se conoce se valora más una obra




El pintor español Antonio Lopez es uno de los pintores cuyas obras son las mejor cotizadas del arte contemporaneo, pero este pintor hiperealista tiene una particularidad: en sus obras se persibe algo más que la realidad, se valora su esfuerzo y dedicación. En 1992 documentan una de sus obras en un film titulado "El sol del membrillo", desde ahí sus obras toman más valor y él sale del anonimato porque se muestra su busqueda en la temporalidad y el deterioro de lo material. Muestra que un cuadro le toma meses y muestra todos los obstáculos que afronta. Le decía un artista: "pero toma una foto y ve a pintar a la casa" él dijo: no es lo mismo, hay cosas no se persiben con una fotografía, me perdería de todo el ambiente, no es igual".

1 comentario:

Gringo dijo...

Simplemente excelente película. muy inspirador.